Nicola

La buena cocina es aquella que seduce a los paladares más exigentes. Para hacer los mejores platos hay que saber rodearse de los mejores, por eso Nicola es tu compañero culinario perfecto: embajador de la gastronomía mediterránea y emblema de la huerta murciana.

Atención al consumidor

968 869 305

Dirección

Manipulados Nicola S.L.U.
Ctra. Fábrica de la Pólvora,1
30820 Alcantarilla (Murcia)

Tomate, ¿fruta o verdura?

El tomate es uno de los alimentos estrella de la dieta mediterránea. Además de su gran sabor y versatilidad en la cocina, los tomates tienen muchos beneficios para la salud, incluida la prevención de enfermedades cardíacas, la protección contra muchos tipos de cáncer, la eliminación de toxinas y la regulación de la presión arterial. Una de las principales dudas que surgen cuando se habla de tomates, ¿Son frutas o son verduras? Lo que nos hace pensar que estamos ante una verdura es el uso que le damos al tomate en la cocina, pero vamos a ir por partes. Después de leer nuestro post, podrás contestar correctamente y ganarte un quesito la próxima vez que salga esta pregunta. Pero te adelantamos la respuesta: pueden ser las dos. Eso sí, depende si atiendes a su clasificación botánica o culinaria. En nuestro sitio web puedes encontrarte con varios formatos de tomate.

Clasificación botánica: Los tomates son frutas.

Los botánicos utilizan la clasificación de plantas en función de las características fisiológicas de las plantas, como la estructura, la función y la organización de las plantas. La semilla que crece del ovario de una planta con flores, en otras palabras, la fruta, es cómo la planta reproduce la semilla. Una fruta en el sentido botánico tiene al menos una semilla y crece de la flor de la planta. Con Teniendo en cuenta esta definición, los tomates se clasifican como frutas porque tienen una pequeña semilla en el medio y crecen de la flor del tomate. Por otro lado, «vegetal» en términos botánicos no tiene una definición clara, sino que es un término general que abarca todos los demás aspectos comestibles de las plantas, raíces, tallos y hojas. En botánica, manzanas, fresas, clasifica alimentos como melocotones como frutas que contienen tomates. En resumidas cuentas, a nivel botánico, el tomate es una fruta.

Clasificación Culinaria: Los tomates son verduras.

Los nutricionistas, los cocineros o incluso tu abuela utilizan un sistema de clasificación culinaria que define las frutas y verduras de forma ligeramente diferente, en función de cómo se utiliza la planta y su perfil de sabor. Las “frutas” generalmente tienen una textura firme y un sabor suave y, a menudo, necesitan cocinarse en platos como guisos, sopas y salteados. La “fruta” tiene una textura suave. Tiende a ser agridulce y, a menudo, se disfruta cruda o en postres y mermeladas. Los tomates son jugosos, dulces y se pueden disfrutar crudos. Sin embargo, los tomates se clasifican comúnmente como vegetales, ya que también se usan en platos salados.

Clasificación culinaria y clasificación culinaria- ¿Fruta o verdura?

Después de leer nuestro post, podrás contestar correctamente y ganarte un quesito la próxima vez que salga esta pregunta.

Respuesta: Pueden ser las dos. Eso sí, depende si atiendes a su clasificación botánica o culinaria.

El tomate es una fruta desde el punto de vista botánico, ya que se basa en las características fisiológicas de la planta. Para hacerlo sencillo, los tomates se clasifican como frutas porque contienen pequeñas semillas en el medio y crecen de la flor de la planta de tomate.

La verdura sería un término más general, abarcando todos los demás aspectos comestibles de la plata como sus raíces, tallos y hojas.

Pero si nos fijamos en su clasificación culinaria, los tomates son verduras.

Un cocinero o nutricionista define las frutas y verduras basándose en la forma en la que se usan las plantas y su sabor. Para ellos, una verdura generalmente tiene un sabor más blando, textura dura y a menudo necesitan ser cocinados como sopas, salteados o guisados.

Y las frutas, tienen una textura suave, sabor dulce o agrio y a menudo se come cruda o en postres y mermeladas.

Igual te estás preguntando ahora, ¿para qué clasificarlos de forma diferente? Tiene sentido hacerlo, sigue leyendo…

Su clasificación botánica es útil para descubrir el origen de los tomates, identificar diferentes variedades o comprender cómo cultivar y cosecharlos correctamente. En Nicola toda esa información es fundamental a la hora de preparar nuestras conservas.

¿Cómo es mejor comer el tomate? Los mejores tomates cocidos

Como hemos visto, los tomates tienen muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, pero se duplican cuando se cocinan con antelación en lugar de consumirse crudos. La cocción mejora los antioxidantes como el licopeno. Así que incluir salsa de tomate en tus platos no solo es una opción deliciosa, sino también saludable. Échale un vistazo a nuestro tomate frito y disfruta dese Conservas Nicola de la mejor versión de este alimento tan rico.

Ahora que ya sabes qué es el tomate y cómo puede ser clasificado ¿qué te parece si preparamos una sencilla receta para acompañar una noche en casa con amigos?

Ponte el delantal, hoy cocinamos:

Pan de hogaza con carne picada, tomate, jamón serrano y mozzarella

Necesitarás:

Ingredientes (para 2 personas por hogaza)

  • 1 hogaza de pan redonda (tamaño mediano)
  • ½ lata de tomate frito con pimiento
  • ¼ lata de cebolla frita
  • 150 g. de carne picada
  • 100 g. de jamón serrano
  • 50 g. de queso mozzarella
  • 50 g. queso cheddar
  • Sal y pimienta (opcional)

Nota: las medidas del queso son aproximadas, ya que si eres un cheese lover, las cantidades serán a tu gusto.

Dificultad

Baja

Tiempo de preparación

30/40  minutos

Modo de elaboración

Es una receta que no te va a quitar mucho tiempo al utilizar nuestras conservas.

Precalentamos el horno, arriba y abajo, a 180º

A continuación abrimos la hogaza por arriba y quitamos la miga de pan de su interior. (Si te gusta la miga cómetela… no nos chivaremos).

Ve a la despensa y prepara las latas, vas a necesitar por cada hogaza que hagas, la mitad de tomate frito con pimiento y ¼ de cebolla frita.

Pondremos al fuego una sartén con un chorrito de aceite y añadiremos la carne picada, pizca de sal y pimienta, junto con el contenido de las latas en la cantidad especificada. Rehoga y cuando esté la textura a tu gusto, cierra el fuego y reserva.

Coge la hogaza y pon primero una base de la carne picada, tomate frito con pimiento y cebolla frita. Luego añade el queso cheddar, el jamón serrano y cuando llegues arriba de la hogaza, sin salirte, añade el queso mozzarella.

Sobre la bandeja  pon papel para hornear, luego la hogaza y mételo al horno.

En 30 minutos tendrás tu hogaza lista para compartirla con tus invitados.

(Bueno, te aconsejamos que esperes unos minutos para no quemarte).

No te olvides de enseñarnos el resultado en tus redes sociales para que podamos darle a me gusta. Recuerda, Only Good Vibes.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda
      Calcular costo de envío
      Aplicar cupón
      Cupones disponibles
      w3lcom3 Obtén un descuento del 10%